En tierra de descubridores.

En tierra de descubridores.

Al sureste con la provincia de Cádiz, al sur con el océano Atlántico y al oeste con Portugal, allí no dirigimos este paso Lunes A Bodegas Delea a Marca con la intención de catar los nuevos vinos de esta bodega Onubense que en estos pocos años de vida va consolidando su proyecto cada vez más. Leopoldo Delea y Simone a Marca son los fundadores de la bodega que lleva su nombre, una joven empresa familiar nacida en el año 2006. En 2015, Delea a Marca es la única en Andalucía que obtiene la certificación de producción integrada tanto en viñedo como en bodega.

Nos recibe Leopoldo y con el vamos directos a visitar la viña donde han conseguido el perfecto equilibrio entre tradición y tecnología.  En el viñedo encontramos cultivo de distintas variedades internacionales todas.  La bodega ha sido la primera en la provincia de Huelva en plantar cepas de las variedades francesas Chardonnay y Sauvignon Blanc, con éxito, una apuesta muy personal que ha tenido gran acogida y crítica satisfactoria de los vinos elaborados.  Además de variedades  tintas como la Syrha, Merlot, Cabernet Sauvignon y muy pronto quizás Cabernet Franc, solicitada ya al consejo regulador. Un viñedo precioso y con un encanto especial a solo a unos 5 km del mar, factor que influye directamente en la adaptación de este tipo de variedades a latitudes como en la que se encuentra Delea a Marca en el término de Villablanca.

Pasamos a la bodega directamente a catar los nuevos vinos que van a salir al mercado directamente de depósito y barricas.  Comenzamos con el Chardonnay 2015 con una frescura  y un potencial aromático muy definido, en boca demuestra una buenísima estructura y volumen en boca, con gran personalidad. El siguiente que catamos es el Vermentino, uno de os vinos que mejor han funcionado estos años y que con este 2015 os adelanto una mejoría si cabe más interesante aun. Con su particular fragancia y su equilibrada acidez hacen de este una apuesta segura. En cuanto a los tintos notamos más finura, más concentración de frutas y vinos más elegantes, con una tanicidad ya en barrica muy pulida, en la que notamos la diferencia muy palpable entre las barricas de roble francés y américo, para los coupage de merlot, cabernet y Petit Verdot. Nos dice Leopoldo que probablemente destine las  barricas de roble americano a vinos más jóvenes y las de roble francés a los vinos de mayor gurda. Nuestra opinión particular, es la notable mejora en todos los vinos que hemos catado y a los que auguramos grandes momentos de placer a quienes se decidan por ellos.

Al despedirnos nos muestra tres botas de vino de un nuevo proyecto que lleva a cabo con asesoramiento de Luis Pérez, se traba de vinos de crianza biológica y otro en oxidativa, un Palo Cortado, que seguiremos muy de cerca.

CLUB DEL VINO

GRATIS Y SIN COMPROMISO ¡Sólo ahora recibe un cheque regalo de 5€ para tu primera compra!

 

...

Comparar